Se conecta a la red eléctrica un gran proyecto de almacenamiento de energía en Northam (Queensland, Australia)

NINGBO, China, 22 de diciembre de 2018 /PRNewswire/ — La estrategia de globalización de Risen Energy está empezando a arrojar notables resultados: después de varios años de trabajo en el mercado australiano, la central eléctrica de 10 MW en Northam (Queensland) desarrollada en colaboración con Carnegie Clean Energy se ha conectado a la red.

Este proyecto representa la primera gran planta de almacenamiento de energía que construye EMC Lendlease, la empresa conjunta de Energy Made Clean, filial de propiedad integral de Carnegie, y Lendlease, un proveedor de ingeniería, adquisición y construcción (EPC). Como proveedor de módulos, Risen Energy ha suministrado más de 30.000 módulos monocristalinos a la planta.

Los módulos han sido probados por Clean Energy Associates, una empresa mundial de ingeniería y servicios técnicos de garantía de calidad de energía solar fotovoltaica de propiedad y operación estadounidense, y son altamente adaptables a las condiciones climáticas locales de Australia Occidental, ya que pueden mantener una producción de energía estable en entornos cálidos y secos y garantizar un alto retorno de inversión gracias a la reducción de costes.

La central fotovoltaica de 25 hectáreas ya está totalmente conectada a la red y se estima que será capaz de generar 24 GWh de electricidad limpia durante los próximos 25 años.

Según los últimos datos de la Asociación de la Industria Fotovoltaica de China (CPIA, por sus siglas en inglés), las exportaciones de módulos de los fabricantes chinos de energía fotovoltaica mantuvieron su crecimiento durante los diez primeros meses de 2018, con una proporción de exportaciones a Australia que pasó del 6,0 por ciento en 2017 al 10,7 por ciento. Gracias a la calidad líder en el sector de sus productos y a un desarrollo de proyectos profesional y eficiente, Risen Energy no solo ha exportado con éxito sus módulos a Australia, sino que también ha participado en la construcción de muchas grandes centrales eléctricas en todo el país, ajustándose plenamente a las normas locales para el diseño y desarrollo de proyectos. Entre los diversos proyectos, Yarranlea, en el que Risen Energy desempeñó un importante papel, fue objeto de una mención especial por parte del Dr. Anthony Lynham, ministro de Recursos Naturales, Minas y Energía de Queensland.

Li Bin, director general de Risen Energy Australia, afirmó: ‘Nuestra constante expansión en Australia está motivada por los innovadores productos y tecnologías de la compañía, que pueden satisfacer las necesidades de los consumidores en diferentes regiones. En el futuro, nuestra compañía planea invertir en proyectos de energía renovable que suman más de 2 GW en Australia y continuar nuestra expansión en el sector de almacenamiento de energía. En cuanto a algunas de las futuras adquisiciones, estamos en el proceso de búsqueda de socios financieros y de EPC, así como de codesarrolladores’.

Risen Energy, un fabricante de módulos fotovoltaicos con sede en China, ha suministrado más de 30.000 módulos a la planta

You might also like

Se conecta a la red eléctrica un gran proyecto de almacenamiento de energía en Northam (Queensland, Australia)

NINGBO, China, 22 de diciembre de 2018 /PRNewswire/ — La estrategia de globalización de Risen Energy está empezando a arrojar notables resultados: después de varios años de trabajo en el mercado australiano, la central eléctrica de 10 MW en Northam (Queensland) desarrollada en colaboración con Carnegie Clean Energy se ha conectado a la red.

Este proyecto representa la primera gran planta de almacenamiento de energía que construye EMC Lendlease, la empresa conjunta de Energy Made Clean, filial de propiedad integral de Carnegie, y Lendlease, un proveedor de ingeniería, adquisición y construcción (EPC). Como proveedor de módulos, Risen Energy ha suministrado más de 30.000 módulos monocristalinos a la planta.

Los módulos han sido probados por Clean Energy Associates, una empresa mundial de ingeniería y servicios técnicos de garantía de calidad de energía solar fotovoltaica de propiedad y operación estadounidense, y son altamente adaptables a las condiciones climáticas locales de Australia Occidental, ya que pueden mantener una producción de energía estable en entornos cálidos y secos y garantizar un alto retorno de inversión gracias a la reducción de costes.

La central fotovoltaica de 25 hectáreas ya está totalmente conectada a la red y se estima que será capaz de generar 24 GWh de electricidad limpia durante los próximos 25 años.

Según los últimos datos de la Asociación de la Industria Fotovoltaica de China (CPIA, por sus siglas en inglés), las exportaciones de módulos de los fabricantes chinos de energía fotovoltaica mantuvieron su crecimiento durante los diez primeros meses de 2018, con una proporción de exportaciones a Australia que pasó del 6,0 por ciento en 2017 al 10,7 por ciento. Gracias a la calidad líder en el sector de sus productos y a un desarrollo de proyectos profesional y eficiente, Risen Energy no solo ha exportado con éxito sus módulos a Australia, sino que también ha participado en la construcción de muchas grandes centrales eléctricas en todo el país, ajustándose plenamente a las normas locales para el diseño y desarrollo de proyectos. Entre los diversos proyectos, Yarranlea, en el que Risen Energy desempeñó un importante papel, fue objeto de una mención especial por parte del Dr. Anthony Lynham, ministro de Recursos Naturales, Minas y Energía de Queensland.

Li Bin, director general de Risen Energy Australia, afirmó: ‘Nuestra constante expansión en Australia está motivada por los innovadores productos y tecnologías de la compañía, que pueden satisfacer las necesidades de los consumidores en diferentes regiones. En el futuro, nuestra compañía planea invertir en proyectos de energía renovable que suman más de 2 GW en Australia y continuar nuestra expansión en el sector de almacenamiento de energía. En cuanto a algunas de las futuras adquisiciones, estamos en el proceso de búsqueda de socios financieros y de EPC, así como de codesarrolladores’.

Risen Energy, un fabricante de módulos fotovoltaicos con sede en China, ha suministrado más de 30.000 módulos a la planta

You might also like